Various of legumes

La disponibilidad de fuentes de proteínas vegetales junto con la tendencia a reducir la ingesta de proteínas animales, hace que en los últimos años se esté produciendo un gran desarrollo en los procesos de mejora de proteínas vegetales para su uso en la alimentación humana.

Las proteínas vegetales también son llamadas proteínas incompletas; esto se debe a que son incapaces por sí mismas de lograr crecimiento y salud a comparación a las de origen animal. El hecho de que la mayor parte de las proteínas vegetales sean proteínas incompletas no quiere decir que no existan las completas entre ellas; de hecho, la soya es un alimento que contiene una proporción alta de proteínas, y ésta es además completa.

Por otra parte, no obstante que son numerosas las proteínas incompletas entre las vegetales; esto no quiere decir que no se pueden satisfacer los requerimientos proteicos con proteína de origen vegetal. La característica de una proteína incompleta está dada en cada caso por diferentes aminoácidos. De manera que sólo es necesario combinar diversos tipos de alimentos vegetales para complementar las proteínas.

Proteínas de chícharo

Las proteínas del chícharo son bastante completas, aunque carecen de el aminoácido esencial que es la metionina y un exceso de lisina, lo contrario de los cereales que carecen de lisina y son ricos en metionina; Por eso es recomendable consumirse juntos para proporcionar al organismo los aminoácidos necesarios para producir sus propias proteínas.

 

Proteínas de amaranto

En promedio, el grano de amaranto contiene proteína  de  alta  calidad.  Esto  último  se  refiere  a  su  contenido  de aminoácidos  esenciales  como:  histidina,  isoleucina,  leucina,  metionina,  fenilalanina, treonina, valina y lisina.

Es interesante que su alto contenido en lisina y metionina lo hace un alimento ideal para combinarse con cereales y leguminosas, debido a que estos últimos son deficientes precisamente en esos aminoácidos respectivamente. Así  mismo,  el  amaranto  es  deficiente  en  triptófano,  aminoácido  abundante  en  los cereales, de manera que la combinación de cereales con amaranto permite un balance de aminoácidos bastante equilibrado. Por otro lado, la proteína del amaranto se digiere fácilmente, y  aproximadamente un 90% del contenido de esta proteína se hidroliza y se absorbe eficientemente.

Proteínas de arroz

La proteína del salvado de arroz contiene abundante ácido glutámico y aspártico  y aunque en menor proporción, aminoácidos esenciales como treonina, valina, tirosina, histidina y arginina. La Organización Mundial de la Salud de las Naciones Unidas propone el patrón ideal de los aminoácidos que conforman la proteína. Ésta establece como buena una proporción de aminoácidos esenciales con respecto a aminoácidos totales de 36%.  La proteína total del arroz excedería este valor (41,0%).

 Proteínas de garbanzo

Cabe señalar que la calidad de la proteína del garbanzo resulta ser mejor que otras leguminosas tales como del frijol negro, judía mungo y frijol rojo. Las proteínas del garbanzo son relativamente bajas en aminoácidos que contienen azufre, tales como metionina, cisteína y triptófano. Sin embargo, el contenido de lisina y arginina es alto en comparación con los cereales. Por esta razón, la combinación de leguminosas y cereales proporcionan los aminoácidos esenciales necesarios para una adecuada nutrición.

Proteínas vegetales

Por lo tanto la manera adecuada de conseguir una proteína vegetal de alta calidad sería consumiendo diferentes tipos de proteínas vegetales en conjunto, de esta manera podríamos complementar las deficiencias naturales de aminoácidos que se presentan en cada tipo de fuente proteica y así obtener todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita para mantener un óptimo estado de salud.

No olvides consultar nuestros demás artículos: Fitness & Suplementos

Sitios que te recomendamos:

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: