En el deporte, las exigencias por obtener un alto rendimiento deportivo, tanto en el ámbito de la competición como en el recreativo, hacen que cada vez aparezcan más patologías degenerativas que pueden derivar en lesiones condrales o acelerar el desarrollo de osteoartritis. Para prevenir o aliviar este tipo de lesiones existen algunas sustancias o complementos, entre los que destacan:

Estos suplementos son muy utilizados por los deportistas para mejorar, de forma indirecta, su rendimiento.

¿Que dicen la evidenciascientificas?

En numerosos ensayos clínicos, estos tres principios activos han demostrado eficacia tanto en el tratamiento sintomático a largo plazo; como en el tratamiento de las causas del problema. Existen evidencias de que estos ingredientes son eficaces en el tratamiento sintomático de dichas afecciones, y también altamente seguros. Este último punto es clave en la terapia crónica, ya que se reducen los efectos adversos y las posibles interacciones con otros fármacos.

Glucosamina

El sulfato de glucosamina es un principio activo presente en el organismo humano y se crea a partir de la quitina que se extrae de las conchas y de los caparazones de crustáceos.

Funciones de la glucosamina

La glucosamina es necesaria para la creación de los proteoglicanos del cartílago y su acción terapéutica se debe a este hecho, ya que favorece la síntesis de estos compuestos en los cartílagos articulares. Además, posee actividad antiinflamatoria independiente y tiene buena tolerancia gastrointestinal y sistémica. Parece probable que tenga un efecto similar al de los analgésicos.

Beneficios

Ejerce un efecto analgésico y antiinflamatorio en aquellas patologías que se acompañan de degeneración del cartílago y, según algunos autores, retrasa la aparición de osteoartritis.

Diferentes estudios han mostrado que la glucosamina puede impedir cambios complejos en la estructura articular y tener un efecto positivo sobre los síntomas en la etapa inicial de la osteoartritis de rodilla.

La evidencia de cómo es que actúa demuestra que su ingestión oral repetida puede causar un aumento de la glucosamina en el líquido sinovial. También algunos estudios sugieren que la glucosamina ejerce una acción condroprotectora en los deportistas de resistencia; al prevenir la degradación del colágeno de tipo II, al mismo tiempo que se mantiene su síntesis.

No todos los autores están de acuerdo en su efectividad terapéutica, pero posiblemente la controversia se deba a las diferencias en la dosificación y en la pureza de los productos.

Dosis de la glucosamina

La glucosamina suele administrarse por vía oral en dosis de 1.500 mg/día, en una sola toma, preferiblemente tras las comidas, durante periodos largos (3 meses).  Se absorbe bien en el tubo digestivo, y se transporta y llega al aparato locomotor, donde entra a formar parte de varios tejidos. No tiene efectos secundarios.

Glucosamina más condroitina

Existen numerosas evidencias del aumento de la eficacia terapéutica con la toma combinada de sulfato de condroitina y glucosamina, junto con una nutrición adecuada, para la mejora de los síntomas de la osteoartritis. Por lo que un consumo de manera periódica durante tiempos prolongados ofrece grandes beneficios a la salud y resulta como una gran alternativa para mantener la estructura articular y con ello preservar la calidad de vida.

Referencias:

Nieves Palacios Gil de Antuñano, et al. Suplementos nutricionales para el deportista. Ayudas ergogénicas en el deporte – 2019. Documento de consenso de la Sociedad Española de Medicina del Deporte. Arch Med Deporte 2019;36(Supl. 1):7-83

 

No olvides consultar nuestros demás artículos: Fitness & Suplementos

Sitios que te recomendamos

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: