El β-hidroxi-β-metilbutirato (HMB) es un derivado del aminoácido Leucina (Leu). El 80% de la Leucina se utiliza para la síntesis proteica y sólo el 5% es utilizado para convertirse en HMB.

EL HMB es un compuesto producido a partir del aminoácido Leucina, que encontramos en productos de orígenes animales como:

  • Carnes
  • Pescados
  • Lácteos

La leucina primero se transforma en una molécula llamada KIC, que se procesa dentro de las células, donde se transforma en HMB, otro porcentaje se destina otros procesos. Así, solo un 5% de la leucina inicial llega a transformarse en HMB.

Entendiendo o que implica el proceso anterior se justifica la idea de suplementarlo, ya que, para conseguir 3 g de HMB (dosis diaria recomendada), necesitaríamos consumir 600 g de proteínas de alta calidad (aproximadamente unos 3 kg de pollo, carne, pescado), algo que resulta imposible.

¿Cómo funciona?

Diversas investigaciones han demostrado los beneficios de la suplementación con HMB aunque sus mecanismos de acción continúan en estudio. Se ha demostrado que esta suplementación estimula la síntesis proteica al actuar sobre la señalización intracelular aumentando los niveles del factor de crecimiento.

 

Efectos de su suplementación

La suplementación con HMB ha sido objeto de estudio desde principios de los años 90 al concluir que en situación de estrés o trauma severo tiene actividad benéfica para evitar la pérdida de proteínas musculares. Aunque sus mecanismos no están completamente comprendidos se han encontrado algunos beneficios.

Las primeras investigaciones realizadas por Nissen y colaboradores concluían que la suplementación de 1.5-3 g/día de HMB, durante tres semanas, tenía un efecto en:

  • La disminución de la pérdida de proteínas musculares relacionada con el ejercicio intenso
  • Reducción del daño muscular

Al comparar la suplementación entre sujetos con o sin entrenamiento se encontró que el grupo con suplementación de HMB tenía mayor porcentaje de masa libre de grasa y una disminución en el porcentaje de grasa.

Incremento de la masa muscular

 

Un posible mecanismo de acción propuesto para los beneficios del HMB ha sido la estimulación de la síntesis de proteínas.

El ejercicio intenso de resistencia incrementa la producción del factor de crecimiento en las células del músculo esquelético, como resultado de una sobrecarga mecánica; este factor se libera localmente dentro de las células musculares e interactúa con un receptor, la unión con su receptor inicia una cascada de eventos que llevan a un incremento en el tamaño de la célula muscular.

 

Disminución de la pérdida muscular

Se ha demostrado que el HMB disminuye la degradación de las proteínas del músculo esquelético.

 

La pérdida del músculo esquelético se incrementa en estados catabólicos como:

  • El ayuno
  • La inmovilización
  • El envejecimiento
  • La enfermedad
  • El ejercicio

El HMB inhibe este sistema proteolítico lo que podría explicar la atenuación de la pérdida de proteínas del músculo.

Dosis

La mayoría de los estudios acuerdan que la dosis óptima de suplementación con HMB es hasta 3 g/d para el mantenimiento de estas reservas, ya que dosis hasta 6 g/d no han mostrado efectos en la fuerza y masa muscular.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: