EJERCICIO AL AIRE LIBRE

 

De acuerdo con la información que conocemos hasta ahora, incluso para hablar, es necesario que tomemos cierta distancia con las demás personas, lo ideal es una distancia de 2 metros como mínimo tan solo para entablar una conversación.

Actualmente los gimnasios están abriendo lentamente y únicamente pudiendo recibir hasta cierto porcentaje de su capacidad habitual. Por eso una de las opciones que tenemos son ejercicios al aire libre por lo que debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones.

Caminar

  • Si estamos caminando en conjunto con una o más personas se recomienda hacerlo en formación diagonal y mantener una distancia mínima de 5 metros
  • En caso de no poder hacer una formación diagonal se recomienda aumentar la distancia 2 o 3 metros.

Correr

  • Cuando corremos acompañados de una o más personas la distancia para mantenernos seguros se incrementa, ya que la intensidad del ejercicio incrementa la fuerza de exhalación y por lo tanto la fuerza con la que son expulsadas las gotículas de saliva
  • En este caso la distancia segura es de 10 metros en formación diagonal o 30 metros si no es en posición diagonal.
Al salir a correr es prudente mantener una sana distancia e incorporar a nuestro equipo una mascarilla especial para deportistas.

Protocolo de reacondicionamiento cardiovascular y de fuerza

De acuerdo con la información que comparten con nosotros los expertos, debemos de retomar la actividad física de manera progresiva, debido a que nuestro cuerpo ha sufrido una serie de cambios a consecuencia de una reducción de la actividad física, de esta manera reducimos posibles lesiones.

Por lo tanto, a continuación, se muestra la manera en que debemos retomar nuestras actividades

  • Semana 1

Se recomienda que el volumen de acondicionamiento semanal se reduzca en un 50%, esto quiere decir que si nosotros normalmente entrenábamos por una hora lo ideal sería comenzar entrenando la primera semana por la mitad de ese tiempo.

  • Semana 2

Se recomienda reducir el volumen de acondicionamiento en un 30%, esto quiere decir que esta semana pasaríamos de trabajar al 50% progresaríamos al 70%

  • Semana 3 y 4

Se recomienda una reducción del 20% y 10% respectivamente. Semana 3, entrenaríamos al 80% de nuestra actividad física normal y posteriormente la semana 4, entrenaríamos al 90% de nuestra actividad física normal.

 

Es importante recordar que nuestro cuerpo ha pasado por un período de inactividad

Si bien probablemente trabajar a menor intensidad no nos genere gran cansancio o desgaste físico debemos respetar la planeación e incrementar gradualmente y de esta manera podremos evitar la aparición de molestias o posibles lesiones que nos impidan retomar las actividades físicas una vez que reabran las instalaciones donde se brindan las diversas disciplinas deportivas.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: