HMB A FONDO, PROPIEDADES Y CONSEJOS

El β- Hidroxi-β- Metil Butirato (HMB) es un compuesto producido a partir del aminoácido leucina, que encontramos en proteínas de origen animal, como carnes, pescados, lácteos y huevos. Dentro de nuestro cuerpo la Leucina pasa por diversos procesos y solo un 5% de la leucina inicial llega a transformarse en HMB por lo tanto, la idea de suplementarlo está justificada, ya que para conseguir 3 g de HMB, necesitamos consumir 600g de proteína de alta calidad (aproximadamente unos 3 kg de pollo) algo que resulta impracticable.

El HMB parece estar relacionado con la regulación de las proteínas del musculo. De hecho, es capaz de influir tanto en los procesos de creación y degradación proteica, muy importantes en diversas situaciones, tanto clínicas como deportivas que involucran procesos catabólicos.

Respecto a los beneficios parece que el HMB:

  • Aumenta la activación moléculas que intervienen en procesos de desarrollo muscular.
  • Aumenta hormonas implicadas en el desarrollo muscular y en la utilización de las reservas de grasa corporal.
  • Aumenta moléculas implicadas en el desarrollo de las fibras musculares.
  • Inhibe la vía metabólica relacionada con la degradación proteica (degradación muscular)
  • Reduce la respuesta inflamatoria.

 

La suplementación con HMB ha sido objeto de estudios desde principios de los años 90, diversos estudios desde entonces se han encargado de sustentar los beneficios anteriormente mencionados aplicando su uso en diferentes situaciones donde podría ser benéfico. Estos estudios se realizaron con personas en situaciones hospitalarias como estrés metabólico, heridas severas, personas con problemas para movilizarse, en procesos de rehabilitación, personas desnutridas o con baja masa muscular; entre otras situaciones  clínicas, además de investigaciones sobre sus efectos en el deporte.

Los resultados de esos estudios fueron favorables, aportando información  acerca de sus efectos adversos, su dosificación, mecanismos de acción, protocolos de empleo y se comprobó la capacidad de aumentar la masa muscular y la capacidad para evitar la pérdida de masa muscular.

Actualmente se estudian posibles mecanismos de acción sobre algunas enfermedades.

 

HMB EN EL EJERCICIO. 

 

Si se realiza ejercicio con regularidad, y especialmente si se es atleta y compite en eventos deportivos, es necesario saber que una dieta balanceada y mucho líquido son importantes para maximizar el rendimiento físico. Sin embargo surge la curiosidad sobre si los suplementos podrían ayudar a entrenar mejor, a mejorar el rendimiento o a obtener alguna ventaja competitiva.

A continuación se describe lo que se conoce acerca de la eficacia y seguridad del consumo de HMB.

EL HMB es la abreviatura de Ácido β- Hidroxi-β- Metil Butirato, el HMB es un derivado natural del aminoácido esencial Leucina, uno de los aminoácidos que se encuentran en los alimentos, al consumirse y llegar al  hígado este se encarga de  convertir la Leucina en HMB, este compuesto ayuda a las células musculares a restaurar su estructura y función después del ejercicio. También ayuda a formar proteína en el musculo y reduce la descomposición de los músculos.

Se presupone que la eficacia biológica del hmb al igual que la creatina se intensifica mediante un trabajo de fuerza- resistencia, esto hace que este indicada la administración previa a la realización de un programa de fuerza si este va a formar parte del tratamiento.

 

El efecto ergogénico principal del HMB es el incremento de la fuerza muscular que acompaña un aumento de la masa corporal, este efecto sobre la composición corporal se aprecia únicamente en presencia de un entrenamiento de fuerza.

Por otro lado, se ha sugerido que el HMB puede acelerar la recuperación tras el ejercicio de fuerza ya que atenúa el aumento de moléculas que indican daño muscular, por lo tanto mejora el estado de recuperación percibido por el deportista.

DOSIS

Las concentraciones en sangre más altas se consiguen con la ingesta de 3 gramos, la mayoría de los estudios publicados concluyen que la dosis más segura y eficaz para suplementar y obtener el máximo beneficio sea cual sea el grupo poblacional (jóvenes, adultos, hombres, mujeres, entrenados y no entrenados) es de 3 gramos al día.

 

Parece que la dosis adecuada es de 3 gramos por día, distribuido en 3 tomas: una dosis antes del entrenamiento y las otras dos en dos de las comidas principales. Se recomienda que la dosis previa al entrenamiento sea de 30 minutos a una hora antes.

EFECTOS ADVERSOS

Hasta el momento no se ha observado reacciones adversas con la ingesta de HMB, pero hay que tener en cuenta que el posible aumento de peso al consumir esta sustancia puede ser una desventaja en ciertos deportes

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: