El método piramidal debe su nombre a su estructura, se basa en el incremento y decremento paulatino del peso que cargamos y de las repeticiones que realizamos. Todo este aumento y descenso de las repeticiones o peso,  se da de forma escalonada entre cada serie para un solo ejercicio, con el objetivo de poder reclutar un altísimo número de fibras musculares.

 

A modo general, es un método que sirve tanto para la ganancia de  fuerza como para su mantención ya que utiliza estímulos de distinto origen.

Variantes del Método Piramidal

El método piramidal tiene distintas variantes, todo según tus objetivos, preferencias, tiempo y como tu cuerpo responda al entrenamiento.

Aquí es necesario aclarar que mientras más cercanos estemos a realizar una sola repetición, quiere decir que estamos más cerca de nuestro 100% de intensidad, ya que estaríamos utilizando toda nuestra fuerza neuromuscular en un solo movimiento.

Por lo tanto el manejo de la intensidad en los ejercicios que elijas es fundamental para el desarrollo de nuestro sistema muscular. Cada persona es diferente, si estás recién iniciándote en el entrenamiento de pesas, ve probando primero que ejercicios te permiten realizar “X”  rango de repeticiones, para así en un futuro poder usar los métodos de entrenamiento más avanzados apropiadamente. Si eres alguien con mucho tiempo en el entrenamiento de pesas, es muy probable que necesites peso adicional para poder elevar la intensidad.

Pirámide creciente

Se caracteriza por un incremento del peso y una disminución de las repeticiones por serie.

Serie Repeticiones Peso
1 6 Muy pesado
2 8 Pesado
3 10 Moderado
4 12 Ligero

 

 

 

Pirámide decreciente

Se caracteriza por una disminución del peso y aumento de las repeticiones.

Serie Repeticiones Peso
1 12 Ligero
2 10 Moderado
3 8 Pesado
4 6 Muy pesado

 

Pirámide doble

Se trata de la unión en un solo ejercicio de las dos pirámides anteriores. Por lo general se usa el sistema creciente y posteriormente el decreciente.

Serie Repeticiones Peso
1 6 Muy pesado
2 8 Pesado
3 10 Moderado
4 12 Ligero
3 10 Moderado
2 8 Pesado
1 6 Muy pesado

 

Conclusiones

Podemos decir que el método piramidal es uno de los tantos métodos para fuerza o resistencia (según el objetivo que se quiera lograr), debido a que desarrolla nuestras capacidades físicas. Posee muchas variantes  para poder dar mayor amplitud y gama de posibilidades a nuestros entrenamientos.

No obstante requiere que tus articulaciones estén al 100%, porque las cargas de peso que ocupamos ejercen cierta presión, existen diferentes suplementos que pueden ayudar a mejorar la condición de tus articulaciones como el Omega 3, el cartílago de tiburón  y la glucosamina , no olvides consultar a un profesional de la salud para que te brinde la orientación correcta.

Redactado por:

Lic. en Nutrición Josue Montero Yedra

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: