Las proteínas son uno de los macronutrientes esenciales para que nuestro organismo funcione correctamente. Se ocupan en tareas como la formación y reparación de tejidos, músculos y tendones; transporte de oxígeno, aportan energía, ayudan al sistema inmunológico, participan en la formación de hormonas, entre muchas más.

Se ocupan en tareas como la formación y reparación de tejidos, músculos y tendones.

La deficiencia de proteínas

Es un estado de malnutrición provocado por una nutrición deficiente. Sus síntomas pueden llegar a ser muy graves y afectan a todo el organismo. De hecho, es una de las principales; causas de muerte por desnutrición de millones de personas en países del “Tercer Mundo”, especialmente niños.

En los países desarrollados, aun contando con una amplia variedad de fuentes de proteínas, la gente también puede sufrir déficit debido sobre todo a ;dietas restrictivas, desconocimiento de los nutrientes y, en general, dietas desequilibradas y malo hábitos alimenticios.

Están compuestas de aminoácidos, algunos de los cuáles puede fabricar nuestro cuerpo, si cuenta con los nutrientes adecuados, y otros que no puede fabricar y de los que ;dependemos de la dieta como única fuente (aminoácidos esenciales).

Un adulto generalmente necesita 0.8 g de proteínas por kg de peso al día, siendo las necesidades más altas en niños y adolescentes, mujeres embarazadas y  condiciones de alta demanda (deportistas, algunas situaciones médicas).

Además de la cantidad, es importante consumir proteínas que nos aporten los aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede obtener de otra forma.

Alimentos ricos en proteínas

El principal tratamiento es el consumo de alimentos ricos en proteínas que aporten todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita dentro de una dieta equilibrada. En casos de déficit severos pueden estar recomendadas dietas con alto contenido proteico, efectivas en la recuperación de masa muscular.

Alimentos de origen animal: carne, aves, pescado, huevo, productos lácteos

Alimentos vegetales: legumbres (garbanzo, lenteja, soya), granos enteros (quínoa, trigo, amaranto, arroz, trigo), guisantes, papas, frutos secos, algas (especialmente alga spirulina)

Recomiendo suplementos de calidad, elaborados con materia prima de primera.

Suplementos

El uso de suplementos nutricionales se recomienda en algunos casos, dependiendo del estado de deficiencia y gravedad de los síntomas. Por estas mismas razones recomiendo suplementos de calidad, elaborados con materia prima de primera como los de la marca Prowinner, que ofrecen desde proteínas veganas como la proteína de soya 90%, hasta ganadores de peso como el Beef gainer  elaborado a base de proteína de res, adicionado de hidratos de carbono de alta calidad y aminoácidos esenciales, pasando por proteínas de albumina de huevo , suero de leche, caseinato de calcio especialmente diseñadas para niños, adultos mayores, mujeres, deportistas, etc.

Redactado por:

Lic. en Nutrición Josue Montero Yedra

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: