La proteína perfecta para los deportistas

El suero representa una rica y variada mezcla de proteínas, posee un amplio rango de propiedades químicas, físicas y funcionales. Concretamente, las proteínas del suero suponen alrededor del 20% de las proteínas de la leche de vaca.

Fuente pura de proteína de alta calidad

Son una fuente pura de proteína de alta calidad con un mínimo de grasa, carbohidratos y lactosa, convirtiéndola en la proteína idónea para incorporar en cualquier tipo de dieta: alto porcentaje proteico, baja en calorías, con un escaso aporte en azúcares, grasas y colesterol, y apoyan la labor de: aumentar la masa muscular, o bien preservarla en periodos de definición.

Perfil

El perfil del aminoácido del suero de leche es casi idéntico al del músculo esquelético, proporciona todos los aminoácidos correctos (material básico de las proteínas) en una proporción aproximada a la proporción que estas tienen en el músculo esquelético, por lo que la convierte en una proteína ideal para la nutrición de la masa muscular.

Se absorben rápidamente, brindándole más aminoácidos a los tejidos y estimulan una velocidad más; rápida de síntesis de proteína dando como resultado; una ganancia neta más alta de proteína dentro del cuerpo, las proteínas del suero de leche son solubles y se mezclan fácilmente en cualquier líquido. Por consiguiente, el suero es la proteína ideal para consumirse antes, durante o después del ejercicio o de eventos deportivos.

el suero es la proteína ideal para consumirse antes, durante o después del ejercicio

Requerimientos

Los requerimientos de proteínas en los deportistas son muy variadas dependen del tipo de deporte, la intensidad del ejercicio, la frecuencia del entrenamiento, la ingesta energética a través de la dieta, pero se podría resumir de la siguiente forma:

  1. Entrenamiento de fuerza, etapa de mantenimiento: 1,2 – 1,4 gr/kg de peso corporal.
  2. Esfuerzos de fuerza, etapa de aumento de masa muscular: 1,8 – 2,0 gr/kg de peso corporal.
  3. Entrenamiento de resistencia: 1,4 – 1,6 gr de proteínas/kg de peso corporal.
  4. Actividades intermitentes de alta intensidad: 1,4 – 1,7 gr de proteínas/ kg de peso corporal.
  5. Recuperación post-ejercicio: 0,2 – 0,4 gr/kg de peso corporal.

 

 

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: