Tips para adelgazar corriendo

Si te gusta correr, hay trucos o tips que te ayudarán a sacar el mayor provecho de este ejercicio, y así perder peso corriendo. ¡No te los pierdas!

Tips para adelgazar corriendo
Tips para adelgazar corriendo

Si te gusta correr, hay trucos o tips que te ayudarán a sacar el mayor provecho de este ejercicio, y así perder peso corriendo. ¡No te los pierdas!

Correr es una de las actividades aeróbicas que te permite quemar grasas más rápidamente, y más si la complementas con una buena y equilibrada dieta para adelgazar.

A esta altura nadie puede dudar que, para perder peso es necesario un tratamiento integral, ya que además de realizar una dieta; el ejercicio físico es fundamental para aumentar el gasto calórico y adelgazar.

Si bien no todas las personas que sufren de sobrepeso u obesidad pueden correr, estos trucos pueden adaptarse a una caminata lenta o rápida. Lo importante es que tendiendo en cuenta estos tips, puedes sacar el mayor provecho a tu actividad aeróbica.

Trucos para correr y perder peso

  • Hazlo al aire libre: Cuando corres al aire libre, tu cuerpo se oxigena mejor, y puedes aumentar tus endorfinas disfrutando del paisaje y del ejercicio. Hay personas que se aburren corriendo en cinta y terminan abandonando; por ello si puedes elegir, hazlo al aire libre.
  • Pre calienta: muchas personas comenten la equivocación de salir directo a correr o caminar rápidamente, ya sea al aire libre o en cinta. Esto es un error que puede ocasionar alguna lesión muscular u ósea. Estirar y precalentar también forma parte del ejercicio. ¿A alguien se le ocurriría poner en marcha el carro y salir a toda velocidad, sin pre calentarlo? Seguramente no. Entonces, ¿por qué hacerlo con el cuerpo?.Corre lentamente: para quemar muchas grasas no es necesario correr a toda velocidad. Si corres lentamente durante 40 a 50 minutos, 2 a 3 veces por semana tu tejido graso se reducirá.
  • Cambia la velocidad o el ritmo: un truco para quemar calorías es variar la intensidad del ejercicio, puedes pasear por 5 minutos, correr rápido otros 5, caminar rápido otros 5 minutos. De esta forma, tu cuerpo quemará más calorías que, las obtendrá de la combustión de las grasas de tu cuerpo.
  • Busca escaleras o lomadas: si complementas tu trote, carrera o caminata con subir una escalera o caminar cuesta arriba, tu cuerpo demandará más energía que obtendrá del tejido graso.
  • Escucha tu cuerpo: es importante que antes de realizar este o cualquier ejercicio, tengas la aprobación médica. Pregunta todo lo que necesitas saber respecto a tu frecuencia cardiaca, pulsaciones, etc. Esto te servirá para saber escuchar tu cuerpo y saber cuando parar. No te sobre exijas.
  • La última y tal vez la más importante, la constancia: es fundamental que seas perseverante. Si corres, caminas o trotas sólo de vez en cuando te frustrarás, porque no verás reflejado los cambios que deseas. Esto suele ser una de las causas más comunes de abandono.

La constancia no se consigue en ningún medicamento, dieta ni suplemento, está dentro de ti y es necesario sacarla a la luz.

Déjanos un comentario

A %d blogueros les gusta esto: